La "Socrates De Mi Barrio: Historia de una Mama Loquita,"
By Toni Beatriz Fuentes

 

Tenia el cabello cano, y sus facciones marchitas,
Tenia los ojos tristes como el que amor necesita,
Caminaba lento y despacio, como el que ya no quiere andar,
Y se veia rendida, y se veia cansada de tanto caminar.
Pero aun forzaba el paso, aunque en triste y chueca via,
Como tantos que desviamos nuestros pasos por la vida.
....Con vestido humildito de algodon descolorido
Que lucia orgullosa aunque viejo y descocido.

Y sus zapatos de viejita, choclo alto y reinforzado,
Se le veian medio pardos, porque estaban desgastados.
Y en sus manos temblorosas, un baston que sostenia
El enfermo y viejo cuerpo y que de guia le servia,
Le ayudaba a la viejita y la guiaba al caminar
Porque daba de tropiezos y saltitos al andar.

Y asi es que la veiamos todo el tiempo al pasar
Por las calles de aquel barrio de una humilde vecindad.
Siempre riendo o llorando, la veiamos llegar,
Platicando con el viento en un loquisimo ademan.
Haciendo gestos con la cara,
Que hacian reir a carcajadas,
A los muchachos de aquel barrio
Que se burlaban de su mal.

Y le decian "La loca, la socrates del barrio,"
Por su elocuente vocabulario
Y por su insaciable hablar,
Porque filosofiaba,
Mientras que platicaba,
Y a momentos que reia,
Y a momentos que se echaba a llorar!

Y decian que decia tonterias,
Pero, yo la oi un dia,
Y su dialogo tan triste
Encerraba una verdad.
Y entre sollozos de tristeza,
Y delirios de grandeza,
Entre un llorar,
Y un reir, La viejita me conto su pena asi:

"Yo tengo un hijo Diputado, Presidente y abogado.
Es importante y grande cosa, Y por eso orgullosa
En su honor me he de sentir! Come y cena en banquetes,
Y sus discursos son frequentes, en frances o en Ingles,
Y aunque yo ni casa tengo, Me conformo con saber
Que es rico - el!

Y si yo me duermo en pisos De cualesquier viejo edificio,
Me conformo yo pensando Que mi hijo en un palacio duerme bien!"

Y me dijo la viejita: "La mama se necesita,
Aunque sea nomas para tenerla alli.
Y mi hijo, al que no veo, Les dira que es un consuelo
Aun saber que etoy aqui."

Eso decia la viejita Que vivia tan solita,
Entre burla y olvido abrumador.
Luego, se solto riendo Con una risa escondiendo
Una mueca de dolor.

Pobre viejecita, Pobre madrecita,
Olvidada por el hijo de su amor!

Cuantos tenemos nuestros padres,
Y no somos para mostrarles un amor de corazon.

Aprendamos de esta historia Que nos llegue en buena hora
Y Con muy buiena razon. Si aun tienes una madre,
Antes de que sea muy tarde, Desmuestrale Tu Amor!

Back to previous page.